Prácticas profesionales y proyectos ambientales en escuela de Parque Avellaneda

Estudiantes de la Escuela Técnica N° 8 «Paula Albarracín de Sarmiento» D.E. 13, realizaron sus prácticas en la huerta modelo escolar agroecológica ubicada en el barrio porteño de Flores, y en el Ex Centro Clandestino de Detención «Olimpo», donde se lleva adelante el proyecto «Sustentando la Memoria».

Acompañados de tutores del Programa Escuelas Verdes, aplicaron su conocimientos en química para hacer medición de variables tales como conductividad eléctrica, pH, registro y aplicación de nutrientes, inspección y seguimiento del estado de los cultivos en el invernadero hidropónico con sistema NFT y raíz flotante que funcionan en el predio. También pudieron realizar actividades técnico agronómicas como trasplante de especies de temporada, seguimiento del proceso de compostaje y control de plagas en los cultivos en suelo.

Estas tareas fueron previamente planificadas por los referentes institucionales a cargo, Viviana Vignati, Karina Sosa, Mariana Zerpa, Carolina Fernández junto al equipo de huertas escolares del Ministerio de Educación.

Esta escuela del barrio de Parque Avellaneda ya había recibido reconocimientos por sus proyectos educativos ambientales.

En 2022, en ocasión de la 57° edición de la Feria Ambiental, realizada en el marco de la Feria Juvenil de Ciencia, Arte y Tecnología, recibió el primer premio de nivel secundario por su proyecto «Biodiversidad en memoria» (Parque Avellaneda).

Anteriormente había sido seleccionada como finalista en el premio Mejor Escuela del Mundo, por su proyecto ambiental vinculado al Centro clandestino de detención, tortura y exterminio (CCDTyE) Olimpo.

Estos proyectos forman parte de una serie de distintas propuestas relacionados a la biodiversidad que incluyen huerta, hidroponia, acuaponia y senderos de plantas nativas en el Olimpo, dando así lugar a “un espacio de vida donde hubo muerte”.

El centro clandestino de detención, tortura y exterminio (CCDTyE) “Olimpo” funcionó desde el 16 de agosto de 1978 hasta fines de enero de 1979 en un predio de la División Automotores de la Policía Federal, en el barrio de Floresta. Se estima que allí estuvieron secuestradas unas 500 personas, la mayoría de los cuales permanecen desaparecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *